La tradición de la Queimada

 La queimada es una bebida alcohólica tradicional gallega y propia de su gastronomía y cultura.

Se le atribuyen propiedades curativas y se asegura que, tomada tras la pronunciación de un conjuro en particular, funciona como protección contra maldiciones, además de mantener a los espíritus y seres malvados alejados del que la ha consumido.

Orígenes de la queimada

Los orígenes de la queimada son poco claros. Popularmente, se le atribuyen orígenes celtas, pero, según afirmó en 1972 el profesor de prehistoria de la Universidad de Santiago de Compostela, Carlos Alonso del Real, esto no sería posible, ​ ya que la destilación del aguardiente en Galicia no puede ser anterior a la introducción del alambique (de origen árabe) a partir de los siglos XII o XIII.

Según Alonso del Real,​ el azúcar de caña, uno de sus ingredientes principales, también lo introdujeron los árabes en la península ibérica.

El antropólogo Xosé González Reboredo, aseguró años después que el consumo de aguardiente, que era habitual en la Galicia rural antigua, donde tenía fama como medicina contra resfriado y que aproximadamente a partir del año 1950, gallegos residentes en el exterior empezaron a tomar la queimada en las fiestas o luego de las comidas.​ En reuniones de este tipo habría surgido la tradición de acompañar el consumo de la bebida de conjuros.

Esta costumbre se dispersó tan rápido que ya en 1955 el alfarero mindoniense Tito Freire, creó la vajilla de barro cocido, en forma de tartera con patas en los que se suele preparar hoy en día.

Tradición

El ritual de preparación para la queimada tiene como finalidad alejar a los malos espíritus y a las brujas que, según la tradición gallega, acechan a los hombres y mujeres para intentar maldecirles por venganza o diversión. Cualquier momento es bueno para realizar una queimada: una reunión familiar o de amigos, una fiesta.

Luego de la cena, en la oscuridad de la noche, uno de los mejores momentos para hacerlo, los comensales se colocan alrededor de la queimada, para subir el ánimo y estrechar los lazos de amistad.

Alguien debe encargarse de darle el toque final, levantando con un cucharón el líquido, encendiéndolo en llamas y dejándolo caer lentamente en el recipiente mientras pronuncia el conjuro.

Ingredientes y preparación

Sus ingredientes son: aguardiente y azúcar, a los que usualmente se les agrega: concha de limón o naranja. Ignorando a los puristas y dependiendo de la costumbre local, hay quien le agregan granos de café sin moler, pedazos de manzana, uvas o algún otro ingrediente personal.

Para la preparación, en un recipiente de barro cocido se vierte el aguardiente y el azúcar, la ralladura de limón o naranja y se remueve.

En el cucharón con el que se remueve, se separa una pequeña cantidad del brebaje, solo el líquido, y se le prende fuego. En el momento que arda, se mete el cucharón nuevamente en el recipiente principal hasta que el fuego se disperse por toda la superficie. Una vez en este estado, se revuelve lentamente dejando que suban las llamas del alcohol y creando cascadas con ellas.

A continuación, se coloca en el cucharón solo azúcar, se calienta sobre la queimada y su fuego hasta que se derrita y se vierte mezclando lentamente.

Se mezcla hasta que la queimada se apague sola luego de haberse consumido el alcohol del agua ardiente, o hasta que solo los bordes queden ardiendo.

Cuando empieza a apagarse, pero mientras el aguardiente aún arde, se recita el conjuro.

Se sirve la bebida caliente, cuando se haya extinguido el fuego casi por completo, se le agregan los otros ingredientes sólidos a la porción servida y se bebe. Si algunas llamas llegan a tu vaso es importante soplarlas antes de beber para no quemarnos.

Ahora conoces todo lo que hay que saber sobre la curiosa tradición de la queimada.

Carolina Escrito por:

2 comentarios

  1. A lot of thanks for all your efforts on this site. Gloria loves engaging in investigation and it’s easy to understand why. Almost all know all concerning the dynamic means you give helpful items on the web blog and as well encourage contribution from others on that concern plus our daughter is always discovering a lot. Have fun with the remaining portion of the new year. You’re the one conducting a good job.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *