Cascada del Ézaro

A nadie le pilla de sorpresa que existan entornos naturalmente paradisíacos en Galicia y es que, la magia de su naturaleza es algo que se escapa del entender humano. Además, su asombrosa geografía hace que se creen parajes insólitos y recónditos en los que poder disfrutar de algo nuevo y diferente, alejado de todo lo común. Uno de estos enclaves es la maravillosa Cascada del Ézaro, un lugar único en toda la geografía española. Además, medallas aparte, un emplazamiento cuya belleza te hará frotarte los ojos. ¡Podríamos hablar incluso de amor a primera vista!  

Localización

La Cascada del Ézaro o, de acuerdo a la toponimia gallega, a Fervenza do Ézaro es una caída de agua – como su propio nombre indica – del Río Jallas. Con esta explicación podría parecer una cascada más entre todas las existentes en la geografía española. Sin embargo, tal y como hemos apuntado anteriormente, es única. Esto se debe a que esta caída de agua se produce en la propia desembocadura del río ¡al mar! Pues bien, yendo incluso más allá, esta característica la convierte en un lugar único en toda Europa, por lo que estamos de enhorabuena por tener esta joya tan cerca.

Se sitúa en la provincia de A Coruña, concretamente en el municipio de Dumbría y forma parte del litoral de la Costa de la Muerte, donde son comunes los acantilados. Aquí se forma una pequeña y tranquila bahía en la que, al fondo, se precipita el río Jallas creando el salto o fervenza del Ézaro. Esta, que tiene una caída de 40 metros por el monte Pindo, proporciona una imagen de belleza incalculable que resulta muy gratificante tanto para los habitantes como para los visitantes de este enclave.

Cigüeña en la Cascada del Ézaro, A Coruña
Cigüeña en la Cascada del Ézaro

¿Cómo llegar?

La forma más cómoda y rápida de acceder a este lugar es por medio del coche, pues se encuentra un poco alejado de los principales núcleos urbanos. No obstante, también puede accederse por autobús, pues existen visitas y rutas que acceden a este lugar para la incredulidad de sus visitantes. Con todo, nuestra recomendación principal es el coche, pues, aunque no importa qué ruta escojas para llegar, el camino que recorres para acceder a la cascada será el primer paso para una escapada fantástica.

Una vez en la zona, encontrarás unos jardines espectaculares que invitan a que quieras pasar ahí el día. Sin embargo, la joya se encuentra un poquito más adelante, ¡no te dejes sucumbir! Podrás acceder a la cascada por los paseos de madera instalados por el lateral. Estos disponen de una serie de miradores en los que parase a admirar el paisaje y, en su punto final, justo frente a la cascada, asientos destinados a que permanezcas sentado ante el espectáculo que te brinda el lugar.

Cascada del Ézaro, A Coruña
Cascada del Ézaro

Recomendaciones

Este lugar puede visitarse cualquier día del año, aunque, recomendamos las épocas de otoño e invierno, pues las lluvias de esas estaciones favorecen el mayor cauce del río y, con ello, una mayor caída de agua. Asimismo, puede accederse a cualquier hora del día, pues dispone de iluminación que te permitirá admirarla incluso cuando haya anochecido. No obstante, la mejor hora del día para visitarla es durante un buen atardecer, pues deja imágenes insólitas en esta pequeña bahía.

Finalmente, y a modo de recomendación, existen otras formas de disfrutar de esta cascada y es que, una excursión muy llamativa puede ser acercarse a la caída con kayak. Quieras que no, verla desde el lateral es muy bonito, pero sentirla salpicar en tu propia piel mientras levantas la cabeza para admirarla, es algo de otro mundo. Además, el entorno en el que se encuentra favorece la navegación, pues es un pedazo de la Costa de la Muerte con el mar muy en calma. ¡Algo nuevo y diferente!

Carolina Escrito por: